Golfo

    Golfo Mondello, en Sicilia.

    Porción de mar u océano rodeada de tierra por tres de sus cuatro costados. Cuando es de reducidas dimensiones pasa a denominarse bahía.

    Los golfos se presentan en zonas de la costa formadas por materiales rocosos de diferente grado de resistencia, dispuestos perpendicularmente al litoral. Allí donde los materiales resultan menos resistentes al ataque del mar, se acentúan los procesos de erosión, y el agua va penetrando en la tierra hasta formar un golfo. Por el contrario, las partes resistentes a la erosión dan lugar a cabos y penínsulas. Ambos tipos de accidentes geográficos acostumbran a aparecer alternados, ofreciendo como resultando costas de trazado irregular.

    Mientras que la energía de las olas y las mareas se concentra en los cabos, en los golfos se dispersa. Por tanto el oleaje es en ellas más suave y propicio para la formación de playas en su interior.

    Ejemplos de golfos importantes son el de Vizcaya, situado entre Francia y España; el de Sidra, entre Túnez y Libia; el de Finlandia, entre este país y Estonia; el de Trieste, entre Italia y Croacia; el de México, que bordea parte de la costa de este país, además de las de los estados de Texas, Louisina, Mississippi, Alabama y Florida, y el golfo de Venezuela.

    Panorámica del golfo de Vizcaya, tomada desde los acantilados existentes en la provincia española homónima.