Argumento literario

    El argumento es el tratamiento que el autor hace del tema literario. No se debe confundir el tema de una obra con su argumento. Mientras que el tema o contenido es el asunto general de la obra, la idea global, el argumento es el desarrollo de dicha idea, algo así como un breve resumen de la obra. Por ejemplo, en Hamlet, el tema principal es la venganza; en cambio, el argumento sería el relato de cómo el espectro del rey de Dinamarca se aparece a su hijo, Hamlet, para revelarle que ha sido asesinado por su hermano Claudio y clamar venganza, etc.

    Al igual que sucede con los temas, también hay argumentos recurrentes en la historia de la literatura universal. Un ejemplo de ello es el cuento de la lechera. Tal como hoy se conoce, procede de una fábula de Félix María Samaniego, pero tiene su origen en una obra clásica de la literatura india antigua, el Panchatantra, escrita alrededor del año 200 a.C. En esta obra había un cuento que contaba la historia de un brahmán pobre que soñaba con los beneficios que le proporcionaría la venta de una olla de arroz que finalmente acaba rompiéndose. La historia pasó a Occidente gracias a una colección árabe de cuentos titulada Calila y Dimna, con la variante de que, en vez de ser un brahmán el protagonista, es un religioso que sueña con vender una jarra de miel y manteca. En la Castilla del siglo XIV, el infante don Juan Manuel introdujo este argumento en su Libro de los ejemplos del conde Lucanor, donde la protagonista es una joven que lleva al mercado un cántaro con miel. Finalmente, Félix María de Samaniego, en el siglo XVIII, retomó el argumento y lo convirtió en la historia de una lechera que sueña con las riquezas que logrará mientras lleva su mercancía al mercado.

    La historia de amor entre dos jóvenes de familias enfrentadas es también un argumento recurrente en la historia de la literatura. Aparece así en La Celestina, en Romeo y Julieta, e incluso en West Side Story, ópera del compositor del siglo XX Leonard Bernstein.