Placa tectónica

    Esquema de las placas tectónicas existentes.

    Se denomina placa tectónica, según la hipótesis de la teoría de placas, a cada una de las secciones o segmentos independientes en que se divide la litosfera.

    Se diferencia entre placas continentales, cuando están formadas sólo por una porción de litosfera continental, y que son las menos abundantes; placas oceánicas, constituidas por litosfera oceánica, y placas mixtas, que son las más frecuentes y que incluyen parte tanto de litosfera continental como oceánica.

    Entre las placas en que se halla fracturada la litosfera, algunas revisten una especial importancia debido a sus grandes dimensiones: la africana, la eurasiática, la indoaustraliana, la norteamericana, la sudamericana y la antártica. De menor tamaño son, por ejemplo, la arábiga, la del mar Caribe y la de las islas Filipinas.

    Las placas tectónicas flotan sobre los materiales que componen la capa terrestre inferior, según el modelo dinámico. Esta capa se llama astenosfera. Tales materiales se encuentran parcialmente fundidos y por tanto poseen una naturaleza plástica, lo cual permite a las placas desplazarse sobre ellos.