Billy Wilder

Billy Wilder

Billy Wilder (1906-2002), guionista, productor y director de cine estadounidense de origen austriaco. Escribió y dirigió algunas de las comedias más sobresalientes de la historia del cine, y está considerado como uno de los grandes maestros del séptimo arte.

Primeros años

Samuel Wilder, conocido posteriormente como Billy Wilder, nació en Sucha (Austria, actual Polonia) en el seno de una familia de hosteleros de origen judío. Trabajó como reportero en Viena y Berlín, y muy pronto consiguió cierto nombre como periodista gracias a una serie de artículos que aparecieron en la revista BZ. Comenzó su carrera cinematográfica de la mano de Robert Siodmak, quien le encargó el guión de la película Gente en domingo (1929), a la que seguirían numerosos encargos sin firmar para prestigiosos guionistas alemanes del momento. Con la llegada del nazismo se vio obligado a emigrar a París y después a los Estados Unidos, donde llegó con un visado de turista.

Billy Wider director

En Hollywood siguió trabajando como guionista para Ernst Lubitsch (1938; La octava mujer de barba azul y Ninotchka, 1939), para Howard Hawks (Bola de fuego, 1941) y para Mitchel Leisen (Medianoche, 1939; Arise My Love, 1940 y Si no amaneciera, 1941). Leisen le sugirió a Wilder que comenzara su carrera de director para evitar que ningún otro estropeara sus guiones.

Siguiendo el consejo de Leisen, Wilder debutó como director con la comedia protagonizada por Ginger Roger y Ray Milland, El mayor y la menor (1942) y a esta cinta le siguieron grandes éxitos como Sunset Boulevard (1950, El crepúsculo de los dioses) en la que a través de una de las divas del cine, Gloria Swanson, hizo una dura crítica del Hollywood de la época. Wilder conoció también el fracaso con El gran carnaval (1951)y El héroe solitario (1957); esta última trataba sobre la biografía del aviador Charles Lindbergh, y fue uno de los mayores desastres de los estudios cinematográficos Warner Bros.

Comedias

Aunque su etapa de comedias empezó con La tentación vive arriba (1955), fue a partir de 1959, convertido en productor de sus películas, cuando comenzó su periodo más sobresaliente como director, encarnado en dicho género. De ese año es Con faldas y a lo loco y del siguiente El apartamento, película que marcó un punto de inflexión en el trabajo de Wilder. La sátira, la mordacidad y una clara actitud de crítica frente a la sociedad norteamericana tradicional fueron los rasgos más relevantes de este nuevo periodo, en el que elaboró la que para algunos es una de las mejores burlas de la expansión americana y del mundo de los negocios Un, dos, tres (1961).

A este título le siguieron Irma la Dulce (1963), cuya protagonista es una prostituta y Bésame, tonto (1964), en la que una vez más critica la vida cotidiana norteamericana.

En 1966, vuelve a trabajar con Jack Lemon, al que ya había dirigido en Con faldas y a lo loco y El apartamento, en La bandeja de plata. Su tono crítico cambiaría con La vida privada de Sherlock Holmes (1970), en la que creó una trama policial utilizando a los personajes del escritor Conan Doyle.

Óscars y galardones

Nominado 21 veces a los Óscars, ganó en siete ocasiones el prestigioso galardón, incluidos los de mejor director por Días sin huella y El apartamento y mejor guión por El crepúsculo de los dioses, además de recibir en 1986 el premio del American Film Institute y en 1988 el Irving G. Thalberg Memorial por toda su trayectoria profesional.

Billy Wilder murió a los 95 años en su casa de Los Ángeles (California) tras llevar retirado casi veinte años del mundo del cine.