Saluén

    El río Saluén nace en las montañas de T'ang-ku-la, en el Tíbet, donde recibe el nombre de Nu Jiang.

    Desde las cumbres del Tíbet fluye hacia el sur por la provincia china de Yunnan. Entra en territorio birmano por el noroeste del país y sigue bajando hacia el sur por la frontera entre Birmania y Tailandia hasta desembocar en el mar de Andamán junto al puerto de Moulmein, en el golfo de Martaban (Birmania). En su desembocadura el Saluén forma un pequeño delta junto a los ríos Gyaing y Ataran. Tiene una longitud de 2.815 kilómetros y, además de ser el río más largo de Birmania, es el más importante del sudeste de Asia.

    El curso alto del río recorre paisajes de una singular belleza, ya que fluye por profundas y estrechas gargantas al pasar por la meseta de Shan, en China. Esta zona del río es el hábitat de más de 7.000 especies de plantas y 80 especies animales en peligro de extinción, razón por la que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2003. Sólo son navegables los últimos 119 kilómetros del río Saluén, y únicamente para pequeñas embarcaciones, debido a la gran cantidad de rápidos que hay en su curso.

    El río se aprovecha para el regadío de los terrenos por los que pasa. También se utiliza su corriente para transportar troncos de madera de teca desde los bosques del sudeste de Birmania hasta el mar. En el río Pilu, uno de los afluentes del Saluén, se encuentra una central hidroeléctrica. El Saluén es uno de los pocos grandes ríos del sudeste asiático en el que no se han construido presas. En la actualidad los gobiernos de Birmania y Tailandia tienen varios proyectos en curso.