Grabado (arte decorativa)

Nemesis, de Alberto Durero, grabado en el que se emplea la técnica de la xilografía.

El grabado es la técnica artística en laque, mediante una herramienta punzante, se traza una imagen sobre una superficie sólida. Después, recurriendo a un proceso de tintado de la superficie grabada y una impresión, dicha imagen puede ser reproducida sobre papel las veces que se desee. Hasta la aparición de la imprenta y de la fotografía, el grabado fue el método más utilizado para la difusión de imágenes. Existen diferentes modalidades.

Xilografía

Se trata del tipo más antiguo de grabado. El trazado de la figura se realiza con un buril: una herramienta de acero concluida por una punta en forma de prisma. La superficie sobre la que se realiza la xilografía es de madera, generalmente de árboles frutales, como el cerezo o el peral, debido a que poseen un grado de dureza moderado y pueden trabajarse con comodidad. También suele emplearse la madera de pino. En primer lugar se alisa la madera y se le da una mano de laca para que la superficie cobre una dureza algo mayor. De este modo las imágenes grabadas quedan más definidas.

Punta seca

Se lleva a cabo sobre una plancha metálica, normalmente de cobre o cinc, la cual no requiere tratamiento previo alguno. El instrumento incisivo para el grabado es también metálico y puede poseer una punta de diamante. Al hacerlo pasar sobre la plancha crea un surco a cuyos lados se forman dos crestas de metal, llamadas barbas. Concluido el proceso de grabado, se aplica tinta a la plancha metálica mediante un rodillo y luego se limpia con cuidado para que la tinta sólo quede en los surcos. Las barbas se encargarán de retener la tinta en el interior de éstos. Por último se coloca encima una lámina de papel levemente humedecido y se introduce el conjunto en un tipo especial de prensa llamado tórculo. El problema surge cuando las barbas de metal se desgas- tan tras pasar varias veces por el tórculo; por ello, lo normal es poder realizar sólo veinte o treinta tiradas de cada grabado realizado mediante punta seca.

Aguafuerte

Aguafuerte de la colección Cárceles imaginarias, de Giovanni BattistaPiranesi.

En este caso el grabado se efectúa también sobre una plancha metálica recubierta con una capa de cera o barniz. La punta de metal empleada para trazar la imagen va retirando a su paso esta capa protectora. El siguiente paso es introducir la plancha en un baño de ácido nítrico. Éste ataca aquellas zonas que no se hallan cubiertas de cera o barniz, es decir, el dibujo. Cuanto más tiempo pase la plancha sumergida en el ácido, más profundas serán las líneas del aguafuerte. Posteriormente, y de forma similar a la punta seca, se entinta, se limpia y se introduce en el tórculo junto con el papel.

Aguatinta

Consiste en una variación del aguafuerte. También se emplea una plancha metálica cubierta por una capa protectora, en este caso de resina. La diferencia radica en que esta protección no se retira sólo de las líneas y puntos que forman el dibujo, sino también de amplias superficies y se controla el tiempo de actuación del ácido en las diferentes zonas. Periodos de exposición más prolongados hacen quela superficie quede más atacada, así, llegado el momento de la impresión, la tinta se fijará más a ellas y se producirán tonos más oscuros.

Litografía

La Goulue y Mlle. Fromage no Moulin Rouge, litografía de Toulouse-Lautrec.

La superficie es de piedra calcárea pulimentada, sobre la que se dibuja con una tinta grasa. El dibujo se fija mediante una mezcla de goma arábiga y ácido nítrico. A continuación se moja con agua la piedra, la cual, al ser de naturaleza calcárea y por tanto porosa, la absorbe. Sin embargo, la tinta grasa la repele, manteniéndose así seco el dibujo. Por último se aplica a toda la superficie una mano de tinta también grasa. En este caso, y por el mismo motivo de que el agua y la grasa se repelen, la tinta se fija únicamente al dibujo. Luego se aplica un papel y se hace pasar por la prensa.

Serigrafía

Se emplea una pieza de tela, habitualmente seda u otro tejido poroso, tensada sobre un bastidor. Sobre ella procede a realizarse el dibujo que se desee. Para ello se usa un líquido bloqueador, que cierre los poros de la tela, como puede ser la cola o la cola mezclada con disolvente. El papel para la impresión se sitúa debajo de la tela. A continuación se aplica sobre ésta una mano de tinta, que la atravesará, salvo en los lugares donde los poros estén cerrados. La tinta se deposita así sobre el papel y forma el dibujo.

Monotipia

No se trata en realidad de una modalidad de grabado, pero el procedimiento guarda importantes semejanzas con éste. La monotipia es un tipo de impresión mediante el cual sólo se puede obtener una reproducción de la imagen realizada. Se lleva a cabo sobre una superficie dura; puede ser vidrio, cobre o porcelana. En ella se pinta la imagen, empleando diversas técnicas pictóricas, como el óleo o la acuarela. Una vez pintada, se dispone sobre la superficie un papel y se introduce en una prensa. La pintura pasa de este modo al papel.