Benvenuto Cellini

    "Perseo", obra del escultor italiano Benvenuto Cellini

    Benvenuto Cellini (1500-1571), escultor, orfebre y escritor florentino conocido por ser uno de los máximos representantes del manierismo renacentista, así como por su controvertida vida privada, contada por él mismo en su autobiografía.

    Benvenuto Cellini nació el 1 de noviembre de 1500 en Florencia (Italia). Hijo de un músico y fabricante de instrumentos musicales, a los 15 años empezó a trabajar como aprendiz de orfebre en el taller de Andrea di Sandro Marcone, y poco después fue expulsado de Florencia por provocar una pelea. Se instaló en Roma y allí comenzó a trabajar en talleres de orfebrería, fabricando joyas y otros objetos metálicos decorativos. Desde ese momento, su vida fue un continuo ir y venir de Florencia a Roma a causa de sus problemas con la justicia.

    El prestigio logrado por Cellini como diseñador de joyas y otros utensilios llegó a oídos del papa Clemente VII, quien le colocó al frente de los talleres pontificios. Sin embargo, en 1535 tuvo que abandonar Roma y se trasladó a Venecia, donde conoció al escultor Jacopo Sansovino, que le instruyó en la técnica de la escultura con bronce fundido.

    Invitado por el rey Francisco I, Cellini viajó a París en 1540 y allí realizó algunas de sus obras más importantes, como La Ninfa de Fontainebleau y un Salero de oro y esmalte para el rey.

    En 1545 regresó a Florencia y realizó su obra maestra por encargo de Cosme I de Medici, la escultura forjada en bronce Perseo. Otras obras importantes de Cellini como escultor son el Cristo de mármol de San Lorenzo de El Escorial y el Cristo de la capilla del Palacio Pitti. Además de su autobiografía, que quedaría inconclusa, Cellini escribió los Tratados de orfebrería, escultura, dibujo y arquitectura.

    Murió en Florencia el 13 de febrero de 1571, y posteriormente sería considerado como un artista polifacético, ejemplo del Renacimiento italiano.