Cuauhtémoc

    Cuauhtémoc (h. 1495-1525) fue el último emperador azteca. Militar destacado, previamente había organizado la resistencia de la capital azteca, Tenochtitlan (actual ciudad de México), frente a las invasiones españolas en 1520.

    Nacido en torno a 1495, Cuauhtémoc fue hijo de Ahuízotl (monarca entre 1486 y 1502) y de Tlilalcápatl. Sobrino del rey Moctezuma II, con una de cuyas hijas se casó, sucedió en el cargo al heredero de éste, Cuitláhuac, en enero de 1521. Fue proclamado emperador de los aztecas en medio de una crisis muy fuerte, debida al desaliento y hambre de su pueblo, enfrentado a la ocupación de Tenochtitlan por Hernán Cortés.

    A pesar de lo adverso de su situación y la falta de apoyo de pueblos vecinos, Cuauhtémoc y su ejército combatieron a los españoles, a los que lograron resistir durante un tiempo aunque no impedir finalmente su avance.

    En abril de 1521 los españoles sitiaron Tenochtitlan, ofreciendo propuestas de paz que fueron rechazadas por el emperador azteca. El 13 de agosto del mismo año la ciudad fue definitivamente tomada, siendo apresado el propio Cuauhtémoc cuando intentaba huir.

    Tratado inicialmente con respeto por sus captores, fue torturado al negarse a revelar el lugar donde se encontraban los tesoros de Moctezuma. El estoicismo con el que soportó el tormento de las parrillas lo convirtió en una leyenda para el pueblo mexicano.

    Posteriormente Cortés se llevó a Cuauhtémoc en una expedición a Honduras, con el fin de ganarse a los indios. Sin embargo, la sospecha de que el azteca intentaba encabezar un motín contra los españoles condujo a Cortés a ordenar su ejecución, llevada a cabo el 26 de febrero de 1525.