Bartolomé Mitre

Bartolomé Mitre

Bartolomé Mitre (1821-1906), político, militar e intelectual argentino, destacó por su incansable actividad, tanto bélica como literaria, destinada a la consolidación de la unidad del país. Ocupó la presidencia de la república entre 1861 y 1868.

Periodo de formación

Nacido el 26 de junio de 1821 en Carmen de Patagones, al sur de la provincia de Buenos Aires (Provincias Unidas del Río de la Plata, actual Argentina), Bartolomé Mitre era hijo de Ambrosio Mitre, un funcionario público de los que fueron represaliados por Juan Manuel de Rosas tras su ascensión al poder en 1829. Obligados a abandonar la provincia de Buenos Aires, la familia Mitre se instaló en Montevideo en 1831, donde Bartolomé continuó su formación, en buena medida autodidacta y encaminada hacia las humanidades.

Su vocación literaria se manifestó muy pronto y ya en 1937, a la edad de 16 años, publicó una de sus primeras y más famosas obras poéticas, El mendigo, con la que se ganó el prestigio y la aprobación de los círculos literarios y políticos de la ciudad. A partir de entonces, comenzó a colaborar de forma habitual en diversos periódicos, desde donde lanzaba retos y acusaciones al gobierno de Rosas. Ese mismo año inició en Uruguay su carrera militar, en la que también destacaría por su brillantez.

En 1841 se casó con Delfina de Vedia, hija de un general uruguayo, quien le incitaría a participar, entre 1843 y 1846, en la defensa de Montevideo contra los ataques de la Legión Argentina. Ese último año, gracias tanto a sus éxitos militares como a su amistad con el general José María Paz, fue nombrado jefe del Estado Mayor en Bolivia, durante el gobierno de José Ballirian. En 1847, tras la caída de dicho régimen, Mitre se trasladó al Perú, desde donde después pasó a Chile.

Campañas contra Rosas y Urquiza

De nuevo en Montevideo, en 1851 se unió al “Ejército Grande” que, encabezado por Justo José de Urquiza, había iniciado una sublevación para derrocar a Rosas del poder. En febrero del año siguiente, Mitre participó en la batalla de Monte Caseros, que supuso la caída definitiva de la dictadura de Rosas. Días más tarde, Urquiza asumió la jefatura de la Confederación Argentina, incluyendo en el cuerpo legislativo de Buenos Aires a Mitre, quien, un año después, alcanzaría el nombramiento de jefe de la Guardia Nacional Porteña.

Sin embargo, las buenas relaciones con el gobierno de Urquiza no se prolongaron demasiado, ya que, ante el cariz dictatorial que estaba tomando su régimen, Mitre encabezó una rebelión secesionista en la provincia de Buenos Aires. El enfrentamiento se prolongó durante varios años, hasta que, en 1861, Mitre consiguió vencer al ejército de Urquiza en la batalla de Pavón.

Etapa presidencial y obra literaria

Ese mismo año fue elegido presidente de la Argentina. Durante su permanencia al frente del gobierno de la república, Mitre mantuvo tanto su actividad bélica (en 1864 tuvo que hacer frente a la guerra contra Paraguay) como su actividad intelectual. Esta última se enriqueció, sin duda, cuando, a partir de 1868, una vez concluido su mandato, centró sus actividades en la creación literaria, las traducciones (entre las que destacarían las de El Infierno de Dante y las Odas de Horacio) y las investigaciones históricas (Historia de Belgrano, Historia de San Martín). En 1870 fundó el diario La Nación, uno de los periódicos de mayor difusión de su época.

Aunque en 1874 optó de nuevo a la presidencia, no consiguió vencer a Nicolás Avellaneda. En 1891 encabezó una de las facciones en las que se había dividido el recién fundado partido Unión Cívica, que lideró hasta que, diez años más tarde, decidió apartarse definitivamente de la vida pública. Mitre pasó los últimos años de su vida en Buenos Aires, donde falleció el 18 de enero de 1906.