16 artículos

Análisis del texto literario

El análisis o comentario de textos literarios debe entenderse no como una exposición de datos aprendidos sobre un tipo de texto, un autor o una época concretos, sino como un desmenuzamiento de las características principales del texto realizado sobre la base de un sólido conocimiento previo. Este tipo de análisis constituye una forma de entrenar ciertas habilidades para habituarse de esta manera a comprender todo el significado de un texto literario. La meta final es descubrir objetivamente los valores que hacen que un texto determinado sea una obra artística. Hay múltiples métodos con los que se puede llevar a cabo el análisis de un texto literario, aunque, en última instancia, éste dependerá de la experiencia y las aptitudes de quien lo comente, así como de la dificultad del texto. Aquí se presenta una propuesta que incluye los pasos más importantes que se deben seguir a la hora de abordar un texto literario, pero cada texto en particular exigirá que se haga más hincapié en uno u...

Argumento literario

El argumento es el tratamiento que el autor hace del tema literario. No se debe confundir el tema de una obra con su argumento. Mientras que el tema o contenido es el asunto general de la obra, la idea global, el argumento es el desarrollo de dicha idea, algo así como un breve resumen de la obra. Por ejemplo, en Hamlet, el tema principal es la venganza; en cambio, el argumento sería el relato de cómo el espectro del rey de Dinamarca se aparece a su hijo, Hamlet, para revelarle que ha sido asesinado por su hermano Claudio y clamar venganza, etc. Al igual que sucede con los temas, también hay argumentos recurrentes en la historia de la literatura universal. Un ejemplo de ello es el cuento de la lechera. Tal como hoy se conoce, procede de una fábula de Félix María Samaniego, pero tiene su origen en una obra clásica de la literatura india antigua, el Panchatantra, escrita alrededor del año 200 a.C. En esta obra había un cuento que contaba la historia de un brahmán pobre que soñaba con...

Contenido y forma de la obra literaria

En la obra literaria, al igual que en cualquier obra de arte, contenido y forma están indisolublemente unidos, no se puede entender el uno sin la otra. La forma en que se presenta el mensaje, su disposición exterior, determina el contenido, lo que el autor expresa. Del mismo modo, el contenido también determina los rasgos formales. Contenido y forma son categorías que sólo se dividen para su estudio. Ni siquiera en la mente del artista, durante el proceso de creación, aparecen estos dos elementos por separado. Durante el proceso que conduce a su construcción, la obra se va conformando como un todo armonioso, en el que el tema se adapta a la expresión y viceversa. Se podrá afirmar que el autor ha logrado su objetivo cuando estos dos elementos estén verdaderamente unidos y logren dicha armonía. En ese caso, el resultado será una obra de arte. El tema de una obra es la idea central sobre la que el autor quiere expresarse. Cada movimiento literario posee unos temas más habituales que...

Crítica artística y literaria

Procedente del verbo “criticar”, está considerada como la forma de hacer valoraciones subjetivas u objetivas acerca de las obras de las disciplinas reconocidas como artes. Lejos del aparente significado de prejuicio que la propia palabra lleva implícito (criticar como acción de juicio destructivo destinado a transmitir un aspecto exclusivamente negativo de algo o de alguien), sobre todo desde el siglo XIX, numerosos intelectuales y literatos han logrado que la crítica se haya convertido en un género literario por sí mismo. La crítica literaria se refiere a cualquier argumentación acerca de literatura, independiente del análisis. Desde un punto de vista más preciso, el término alude a la interpretación del significado y al juicio cualitativo de una pieza literaria. En este sentido, este tipo de crítica se diferencia no sólo de la estética (la filosofía del arte), sino también de otras materias que atañen al estudiante de literatura, como cuestiones biográficas o bibliográficas;...

El lenguaje literario. La prosa y el verso

El lenguaje humano posee un gran número de funciones dispares: puede servir para mantener una conversación, para dar órdenes, para engañar, para explicar conceptos, para lamentarse, etc. Pero todas estas funciones apuntan a un mismo acto fundamental: el acto comunicativo. A diferencia de otras formas de comunicación menos complejas y desarrolladas, el lenguaje basa su efectividad en la capacidad intrínseca que posee para evocar, hacer presente lo lejano, traer imágenes y fenómenos del pasado o adelantarse al futuro; en definitiva, para traer a la presencia de la mente tanto lo que efectivamente ha sucedido como lo que no ha pasado y puede que nunca suceda. En el seno de todas estas potencialidades comunicativas surge el lenguaje literario. Mientras el lenguaje ordinario se atiene a la comunicación inmediata, sin artificios ni formas rebuscadas, el lenguaje literario indaga en la propia esencia del lenguaje hasta encontrar formas expresivas poco ordinarias, complejas, que atienden a...

Estilo literario

El estilo literario es la manera personal en que cada autor se expresa individualmente, aun dentro de las convenciones de una escuela literaria o de una época concreta. Más allá del tema y el argumento, el estilo es el elemento que conforma el carácter particular de cada obra literaria, lo que la diferencia de todas las demás. El modo en el que se usan los recursos literarios constituye una parte importante del estilo. En la literatura clásica europea, es decir, en la antigua Grecia y en Roma, el estilo se dividía en tres clases: sencillo, medio y sublime. Esta división se correspondía con la visión clásica del mundo, en la que todo tenía su lugar y debía estar ordenado, hasta la forma de tratar temas diferentes. El estilo sencillo era el más natural y se utilizaba para tratar asuntos humildes, normalmente temas relacionados con criados y campesinos. El estilo medio era más elegante y servía para tratar temas algo más elevados, como podían ser las descripciones de paisajes o de...

Estructura literaria (forma literaria)

En el arte, la forma es el modo en que se expresa el contenido que se quiere trasmitir. En el caso de la literatura, la forma de expresión utilizada es el lenguaje escrito, las palabras, el ritmo, la puntuación. Para elaborar su texto, el autor modela los componentes formales de la lengua con el fin de transmitir de la mejor manera posible el contenido de su mensaje. Estos rasgos formales pueden estudiarse en cuatro apartados distintos, según el nivel de la lengua al que afectan o si conciernen a la estructura general de la obra. El uso del plano fónico en la estructura formal de una obra es más obvio en la poesía. La lírica emplea diversos elementos fónicos, como la rima, las estrofas y la métrica. Los diferentes tipos de versos suelen estar determinados por el tema del poema y, a su vez, afectan a la disposición del contenido. Un caso paradigmático de composición poética donde la estructura formal ha de imbricarse simétricamente con la idea que se desarrolla es el soneto. Un...

Figura literaria

Se denomina figura literaria o recurso estilístico a una desviación en el uso habitual del lenguaje que se utiliza en un texto, para lograr aumentar la expresividad de las palabras y conseguir los efectos estilísticos deseados. Son los elementos que distinguen un texto literario de cualquier otra forma de comunicación lingüística, procedimientos con los que el autor modela el lenguaje para construir su obra como si se tratara de arcilla; con ellos, modifica elementos de los distintos niveles del lenguaje para lograr un efecto determinado. Los recursos estilísticos pueden clasificarse en tres grandes grupos: recursos semánticos, fónicos y gramaticales. Los recursos semánticos son aquellos que juegan con el sentido de las palabras. Los más importantes se denominan tropos, y son la metáfora y la metonimia. La metáfora consiste en utilizar una palabra en sentido figurado en sustitución del término real al que hace referencia. Hay dos tipos principales de metáfora: cuando aparece el...

Género literario

El concepto de género literario se puede definir como el conjunto de estructuras y temáticas fundamentales para abordar la expresión literaria. Los tres grandes géneros literarios son la narrativa, la lírica y el teatro, también conocido como género dramático. Aunque su adscripción a la literatura es discutible, las preceptivas literarias suelen añadir un cuarto género, el didáctico. Los rasgos esenciales de los géneros se han mantenido con pocas modificaciones a lo largo del tiempo. Las variaciones han surgido por medio de los denominados subgéneros, que han dado cabida a las particularidades de cada época; a su vez, estos subgéneros han producido modificaciones en los géneros, añadiéndoles matices. Por ejemplo, la novela es un subgénero de la narrativa, tal vez el más importante, pero la incorporación a la novela de elementos líricos, como sucede con Paradiso, del escritor cubano José Lezama Lima, amplía sutilmente el alcance de la propia narrativa. Los géneros literarios tienen...

La literatura en su contexto

Las características políticas, sociales y económicas que definen la sociedad en un periodo histórico determinado ejercen una influencia decisiva en los seres humanos que en ella viven. El artista está necesariamente en contacto con dicha sociedad, y el arte transmite un modo de ver el mundo; por ello, la literatura siempre mostrará de algún modo la posición del escritor con respecto a su tiempo. Así ocurre, obviamente, cuando el autor escribe una obra que hace referencia explícita a la situación social o política que le rodea. Pero sucede incluso aunque el autor no lo pretenda. Cuando el artista está en contra de todo compromiso político o social y su objetivo es «el arte por el arte», el arte en estado puro, también está transmitiendo una determinada forma de ver el mundo, una estética o una filosofía de la vida. Las circunstancias personales del escritor también forman parte del contexto de la obra literaria. Dentro de la obra de un mismo autor se pueden observar cambios...

Lenguaje literario

El lenguaje es la facultad cognitiva y fisiológica, característica del ser humano, de comunicar pensamientos y sentimientos a través de la palabra. Cuando esa facultad se emplea con fines estéticos y artísticos para crear un texto literario, se habla de lenguaje literario. El lenguaje humano posee un gran número de funciones dispares: puede servir para mantener una conversación, para dar órdenes, para engañar, para explicar conceptos, para lamentarse, etc. Pero todas estas funciones apuntan a un mismo acto fundamental: el acto comunicativo. A diferencia de otras formas de comunicación menos complejas y desarrolladas, el lenguaje basa su efectividad en la capacidad intrínseca que posee para evocar, hacer presente lo lejano, traer imágenes y fenómenos del pasado o adelantarse al futuro; en definitiva, para traer a la presencia de la mente tanto lo que efectivamente ha sucedido como lo que no ha pasado y puede que nunca suceda. En el seno de todas estas potencialidades comunicativas...

Literariedad

Se designa como literariedad al factor que, en el marco global de la expresión que emplea como medio la palabra, es decir, de la propia literatura, distingue lo que es literario de lo que no lo es. Se trata de un concepto desarrollado por los lingüistas formalistas rusos a partir de la década de 1920 y en especial por el más tarde nacionalizado estadounidense Roman Jakobson. La literariedad es, pues, la cualidad que diferencia el lenguaje literario del común, rasgo cuyos planteamientos han variado dentro de amplios márgenes a lo largo de la historia de la comunicación mediante la palabra. Así, en la edad media la literariedad estaba ligada sobre todo a lo religioso y, en la tradición literaria occidental, se asociaba a la expresión en lengua latina. En el Renacimiento las lenguas vernáculas, denominadas en principio “vulgares”, pasaron a ser el vehículo de las manifestaciones literarias. Con el devenir del tiempo la literariedad se asoció también con preferencia a determinadas...

Literatura

El término literatura deriva del latín littera, que significa letra, y éste a su vez del griego grammatiké, que inicialmente hacía referencia al arte de leer y de escribir. Con el tiempo, la noción de “gramática” se restringió y separó, aludiendo al conjunto de normas que regulan el buen uso oral y escrito de una lengua, mientras que la palabra “literatura” pasó a designar el arte de escribir, o lo que es lo mismo, la actividad que emplea como herramienta principal la palabra, el lenguaje, con fines estéticos y no sólo de comunicación. El término alude también al conjunto de esta producción artística, ya se trate de poesía, narrativa o teatro, entre otras manifestaciones, y al conjunto de la obra de un autor, una época o un país determinado. El estudio de la literatura puede abordarse desde muy diferentes enfoques, que van desde el análisis de cuál sea la función que ha de tener (¿informar, conmover, deleitar, distraer, enseñar, difundir ideas...? ) hasta el acercamiento histórico...

Los géneros literarios

Los géneros literarios tienen su razón de ser en la existencia de una profusa y larga tradición escrita, así como en el desarrollo de distintos estudios filológicos y estéticos. A lo largo de la historia de la literatura se han ido creando una serie de pautas estructurales y temáticas que han terminado siendo catalogadas bajo una misma categoría. Las obras que poseen una forma y una temática similares son definidas a través de un género que las fija y las pone en relación. Esta compilación presenta, sin embargo, ciertas complicaciones, pues las estructuras literarias y las temáticas han variado con el tiempo, según las ideas estéticas de cada momento histórico concreto. Lo que actualmente se entiende como novela era entendido de otra manera muy distinta hace cinco siglos. El nacimiento de los poemas en prosa supuso algo complejo e incluso contradictorio para la cultura europea del siglo XIX. ¿Acaso existían las novelas hasta que algún filólogo las definió? Evidentemente, no. El...

Métrica

Rama de los estudios literarios que se ocupa de los fenómenos relativos a la versificación: la medida de los versos, los acentos rítmicos, la rima y las pausas. Estudia también la organización de las estrofas y su combinación, las figuras métricas y, en general, todas las formas de composición poética. Cada lengua, dependiendo de sus rasgos fonéticos o prosódicos y de su evolución histórica, ha elaborado unas concretas pautas métricas. La sílaba y el verso son las unidades básicas en todos los sistemas métricos que, por lo general, se articulan sobre una oposición dual. En consecuencia, si se toma la longitud silábica como elemento regulador, las sílabas serán largas y breves (métrica grecolatina), si se considera el acento de intensidad, entonces se distingue entre tónicas y átonas (todas las lenguas románicas y modernas) y, si se atiende al tono, serán las diferencias tonales entre fonemas, de igualdad o desigualdad, la que marque la oposición (el chino y el vietnamita). El...

Tema literario

El tema de una obra es la idea central sobre la que el autor quiere expresarse. Cada movimiento literario posee unos temas más habituales que otros, en función de las preocupaciones e inquietudes propias de ese momento histórico. Además, cada autor suele tener unos preferidos que trata con más frecuencia. Es curioso observar en el estudio de la literatura universal que los temas apenas han variado: los problemas que acuciaban a los clásicos griegos son los mismos que vemos en las obras literarias más actuales. No importan los miles de kilómetros o los cientos de años que separen a los escritores, las diferentes culturas de las que puedan provenir o los diferentes estratos sociales en los que se hayan educado: los temas suelen ser los mismos, de lo que se puede deducir fácilmente que constituyen las preocupaciones más íntimas del ser humano. Sin duda el tema más universal y el más reflejado en la literatura de todas las épocas y culturas es el amor, en todas sus variantes: amor...